Press "Enter" to skip to content

Incendio en submarino ruso de relevamiento, 14 marinos muertos.

El incidente se produjo en el Mar de Barents, donde se hallaba en una misión clasificada.

El proyecto 10831, también conocido como AS-12 o AC-12 según su denominación en ruso, es un submarino de inmersión profunda de propulsión nuclear dedicado a investigaciones no convencionales. Se empezó a construir en 1988 pero fue botado recién en 2003 por problemas económicos. Entre algunas particularidades la nave no sería administrada por la Marina, sino por la Dirección General de Aguas Profundas de Rusia. Tiene siete compartimientos esféricos de titanio interconectados, lo que la haría capaz de resistir profundidades de hasta 6000mts.

ACCIDENTE

El 1 de julio, mientras el submarino se hallaba tomando medidas del lecho marino en aguas territoriales rusas, se desató un incendio a bordo que dejó al menos 14 muertos, siete de ellos oficiales de alto rango, dos de los cuales tenían distinciones de Héroes de la Federación Rusa, además del comandante de la nave, el coronel Denís Dolonsky.

El fuego comenzó alrededor de las 20:30 hora de Moscú y fue apagado por algunos de sus tripulantes. Testigos del incidente, unos pescadores que se hallaban en las inmediaciones, vieron al submarino ascender rápidamente una hora después para luego ser transportado por dos remolcadores a la base de la Flota del Norte en Severomorsk, donde cinco de sus tripulantes fueron hospitalizados por envenenamiento por humo y conmoción cerebral.

La tripulación no se hallaba en una misión ordinaria, aunque, según declaraciones del Ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, era de entrenamiento. La tripulación carecía de experiencia en extinción de incendios, por lo que carecían de recursos para enfrentar uno, además la mayoría de sus tripulantes se hallaban en período de descanso. Los cinco sobrevivientes fueron aquellos que lograron controlar el fuego y reflotar la nave, que logró sobrevivir.

Se cree que el fuego comenzó por un cortocircuito en uno de los cuadros de mando de a bordo, o tal vez en el compartimiento de baterías, incendiando los cables o el aceite, generando humo de combustión que logró propagarse a través de la ventilación de la nave.

DECLARACIONES

El vocero oficial de la presidencia rusa, Dmitry Peskov, anunció que el comandante en jefe estaba al tanto de lo sucedido pero que la información permanecería clasificada. Posteriormente, en una conferencia de prensa dada por el Presidente, Vladimir Putin y su Ministro de Defensa, se declaró reconocer que se trataba de una nave de propulsión nuclear y que se pudo lograr aislar la zona del reactor así como la del motor, así como también que la nave está “completamente operativa”. Por su parte, el Presidente de la Federación Rusa declaró “Sabemos que esta es una nave de investigaciones [no convencionales], y su tripulación de una alta profesionalidad”, esta “Es una gran pérdida para la Marina así como para toda las Fuerzas”.