Press "Enter" to skip to content

Crisis migratoria: Las nuevas rutas hacia Europa.

Italia toma una postura más severa frente a la migración: Multas de hasta €50.000 a rescatistas de inmigrantes.

La nueva enmienda multaría a las ONGs que acerquen a los inmigrantes a la costa sin permiso, Naciones Unidas dice que penaliza a los rescatistas en el mar.

El viernes pasado el Presidente italiano, Sergio Mattarella, firmó dicho decreto de seguridad esbozado por Matteo Salvini, el Ministro del Interior y lider del partido de extrema derecha, Liga del Norte.

El nuevo decreto refuerza los poderes del Ministro del Interior en asuntos migratorios y apunta a terminar con las misiones de rescate llevadas a cabo por ONGs en el mediterraneo central.

El gobierno populista de derecha ha declarado en repetidas ocasiones que las aguas italianas estaban cerradas a los botes de rescate pertenecientes a ONGs. Muchos botes fueron dejados varados en el mar debido a esta postura, habiendo un saldo de al menos 1.150 inmigrantes muertos en lo que va del año.

El miercoles, la ACNUR, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados hizo un llamado al gobierno italiano para que reconsiderase la enmienda, diciendo que “penaliza los rescates en el mar” y urgió a Roma a que “revise el decreto y lo derogue, poniendo a la protección de refugiados y al salvataje de vidas humanas primero”.

Luego de la firma del presidente, la enmienda está en vigencia. De todos modos, el parlamento tiene 60 días para retirarlo, aunque es altamente improbable.