Press "Enter" to skip to content

LA LUZ NEGRA (María Gainza, Editorial Anagrama)

DELYRIUM, la sección de arte de ARGENTINAPRESS, inagura este segmento dedicado a la literatura. Hoy es el turno de LA LUZ NEGRA, segunda obra de la crítica de arte argentina María Gainza, donde nuevamente convierte su oficio en obra literaria.

Por PABLO DANIEL MAZURKIEWICZ

Hoy hablaremos de un libro reciente, LA LUZ NEGRA, de María Gainza, publicada por Editorial Anagrama. Es una novela sobre falsificadores de obras de arte y su mundo. La autora fue corresponsal en Buenos Aires de The New York Times y crítica de arte en Artnews, con participaciones en Radar/Página 12.

Se sitúa alrededor de una joven que consigue empleo en el departamento de tasaciones del Banco Ciudad de Buenos Aires, la mayor entidad bancaria pública dedicada a remates y subastas de arte. Queda a cargo de su jefa, la prestigiosa tasadora Enriqueta Macedo, de quien descubre que ha certificado como auténticas obras de arte que sabe que son falsas.

Macedo tiene fascinación por falsificaciones bien hechas. Maestra y discípula traban una cierta amistad, en cuyo marco la primera introduce a la segunda en el submundo de los falsificadores transitando por varios escenarios, incluido un Hotel de Falsificadores Melancólicos, plagado de artistas bohemios dedicados al tema, en ese grupo se destaca la escurridiza figura de una tal “Negra”, especializada en la falsificación de obras de Mariette Lydis, pintora austríaca radicada en Buenos Aires que retrató a la clase alta porteña. La protagonista se embarcará obsesivamente en la búsqueda de la “Negra” y los lugares que frecuenta. Esta ficción se basa en hechos y personajes reales y es propia de un crítico de arte. La narración carece prácticamente de fechas y datos estadísticos precisos, es sinuosa, enigmática, atrapante, con cierto humor y donde todas las figuras son femeninas. Por lo demás, en la apreciación del arte todo es subjetivo y relativo y nada es absoluto. Al fin y al cabo, puede ser más arte una falsificación excelentemente bien hecha que un original sin talento.

Altamente recomendable.