Press "Enter" to skip to content

Paul Krassner, ícono contracultural de los 60’s, muere a los 87 años.

Es sobrevivido por su esposa, Nancy Cain, su hermano George, su hija Holly Krassner Dawson y un nieto.

Autor, periodista, comediante y fundador de la revista ícono del movimiento de prensa underground, The realist, murió a los 87 años en Desert Hot Springs, California, poco después de ser trasladado a un hospicio al padecer una enfermedad no revelada.

Paul Krassner ayudó a unir los cabos sueltos del movimiento que luego llegaría a llamarse YIPPIE, Partido Internacional de la Juventud (Youth International Party), junto a Jerry Rubin y Abbie Hoffman. Este movimiento, anti-establishment y anti-status-quo, estuvo implicado en acciones teatrales e irónicas y algunas veces violentas, como entre otras cosas, las revueltas de la Convención Demócrata de 1968 en Chicago junto al Comité de Mobilización Nacional Para Terminar la Guerra en Vietnam, y anterior a esta la presentación de un particular candidato a presidente, Pigasus el Inmortal, un pequeño cerdo doméstico de 66kgs que luego fue confiscado por las fuerzas de seguridad.

En aquella década se destacó como militante del libre uso de sustancias psicoactivas y de la libre opción para las mujeres en materia de aborto, llegando a crear un servicio de información clandestino de ayuda en la materia.

Como periodista se destacó en la fundación de la revista contracultural The Realist, una extraña fusión entre la revista Mad y la revista anticensura mensual The Independent, en 1958. The Realist se convirtió en un hito de la prensa underground de mediados del siglo 20, tanto por su carácter satírico como por sus engaños y actos publicitarios. Así fue como lanzaron en esta el Póster Conmemorativo de la Orgía de Disney, y se organizaron operativos anticensura, como el envío de cartas sin quejas específicas a los hipersensibilizados censores de la televisión de esas época. The realist fué la primera revista de este estilo de la época que publicó teorías conspirativas, desde el escandalo de Watergate al asesinato de Kennedy. Este elemento conspirativo permitió que en los 70’s al encontrarse la revista en dificultades financieras, recibir donativos del ex-Beatle, John Lennon que se hallaba interesado en el tema y mencionó al respecto: “Si algo me ocurre… no fue un accidente”.

Aunque la mayoría de los miembros del Partido de la Juventud pasaron a la clandestinidad o tan solo fueron olvidados, Paul Krassner logró reinventarse, convirtiendosé en orador público, comediante de stand-up y principalmente autor de cerca de una docena de libros.